Lonas para piscinas. ¿Qué cubiertas es mejor comprar?

Actualización: diciembre, 2017

Las lonas para piscinas es la manera ideal de proteger una piscina cuando no se usa. Las cubiertas pueden evitar que las ramas pequeñas, las hojas, los insectos, y otros restos arrastrados por el viento caigan al agua.

También pueden ayudar a mantener la temperatura del agua y a disminuir la cantidad de agua que se pierde debido a la evaporación. Mantener la temperatura y el nivel del agua ahorra dinero al reducir los costes asociados con la piscina.

De esta manera, cuando se usa una cubierta para piscina, el calentador de agua tiene que funcionar menos tiempo o con menos frecuencia, mientras que al disminuir la evaporación, es posible ahorrar más de 250 litros de agua al año.

Lonas para piscinas. ¿Que cubiertas comprar?

Hemos estado mirando por internet para ver dónde podríamos encontrar las mejores ofertas y precios más asequible para la mayoría de nuestros usuarios. Hemos terminado dando con una tienda online que seguro que conoces dónde la variedad es bastante grande, comparado con lo que nos hemos encontrado en la red.

comprar lonas para piscinas baratas
Ver oferta en Amazon

Precio: +36€
Valoración: opinión

Tipos de cubiertas para piscina

Mantener la piscina limpia ayudará a preservar el equilibrio químico correcto del agua, asegurando así un entorno más sano para nadar. También reduce los costes y el tiempo necesarios para limpiar la piscina.

Además, las lonas para piscinas pueden prevenir que los niños y los animales se caigan al agua de forma accidental, y protegen la piscina durante los duros meses de invierno.

El material que utilizan los fabricantes para producir lonas para piscinas varía dependiendo de su finalidad. Una cubierta para piscina puede estar hecha de robusto polipropileno, de mallas de entramado abierto y de polietileno sólido.

Además, están disponibles en varias formas y tamaños. De esta manera, hay una cubierta para virtualmente todas las piscinas. Un factor importante en el precio de una cubierta es su tamaño y su grosor.

Una cubierta para piscina debería ser al menos 90 centímetros más grande que el hueco de la piscina a cubrir. Este material adicional garantiza que haya suficiente margen para asegurar correctamente la cubierta a los lados de la piscina. Por lo tanto, resulta fundamental que el dueño de una piscina mida la misma con precisión antes de encargar una cubierta.

Vamos a ver los tipos que existen.

Mallas para hojas

Las mallas o redes para hojas están diseñadas para permitir que el agua pase por el entramado abierto a la vez que se evita que las hojas, las ramas pequeñas y otros desechos arrastrados por el viento entren en la piscina. Las mallas se pueden usar solas o junto con otro tipo de cubierta.

Usar una sola cubierta durante el invierno aumenta el riesgo de que loa restos entren en la piscina cuando se quita la cubierta principal. Cuando los dueños de piscinas usan una malla para hojas en combinación con otra cubierta, pueden recoger una parte significativa de los desechos y evitar que caigan al agua, haciendo que sea más sencillo quitar la cubierta principal.

De esta manera, los propietarios pueden quitar la cubierta después de que las hojas hayan dejado de caer y antes de la primera helada severa. Secar y almacenar la cubierta en un lugar seco y fresco evitará el desarrollo de moho.

Estas mallas están hechas de materiales de polietileno o policarbonato. Los factores que determinan lo que durarán estas cubierta incluyen su mantenimiento, la severidad de las inclemencias meteorológicas y la cantidad de restos que recogen.

Cubiertas para piscina sólidas

Estas lonas protegen las piscinas fuera de temporada. Durante los meses de invierno, las lonas para piscinas pueden evitar los problemas de algas y prevenir el daño que puede ocurrir debido a la congelación del agua. Las algas no pueden crecer si no reciben la luz del sol. Además, la cubierta ayuda a retener el calor de la piscina.

La superficie de una lona para piscina sólida puede hundirse bajo el peso de la lluvia o la nieve derretida, lo que puede provocar situaciones peligrosas para las mascotas y los niños pequeños. No obstante, los dueños de piscinas pueden evitar este problema eligiendo una cubierta sólida equipada con un desagüe.

Otra opción es utilizar una cubierta de malla, ya que permite que tanto la lluvia como la nieve pasen a través de ella manteniendo los desechos arrastrados por el viento fuera del agua.

Las piscinas utilizan un cable y un sistema de cabrestante por encima del suelo para asegurar la cubierta. El cable está enhebrado a través de aperturas en la cubierta conocidas como arandelas, y se asegura a puntos de anclaje en los laterales de la piscina.

Colocar una almohada de aire inflable bajo la cubierta facilita la eliminación del agua y los restos acumulados en su superficie. Aunque la cubierta sea sólida y pueda evitar que algunos animales pequeños se caigan a la piscina, puede que no sea necesariamente una cubierta de seguridad.

Cubiertas de seguridad

Este tipo de cubierta para piscina está diseñado para prevenir el ahogamiento accidental y el uso no autorizado de una piscina. Suelen ser el tipo de cubierta para piscina más caro.

Para que una cubierta pueda ser denominada de seguridad, debe cumplir una serie de estrictos requisitos, entre los que se encuentran que sea capaz de soportar al menos 475 kilogramos por metro cuadrado. Una cubierta que cumpla con este requisito puede soportar el peso de la mayoría de las mascotas y las personas que caminen accidentalmente por la cubierta para piscina. Aunque para esto ya hay piscinas para perros a las que pueden ir.

Según las estadísticas oficiales, el ahogamiento es una de las principales causas de muerte en los niños de 14 años o menos, de manera que cubrir la piscina con este dispositivo de seguridad mientras no se usa puede disminuir los accidentes.

La cubierta de seguridad puede ser una malla de polietileno sólido o de entramado cerrado. Se ancla en su sitio de manera que pueda tensarse sobre la piscina y mantenerse tirante. Luego se aseguran con correas, muelles de acero inoxidable y soportes empotrados.

El tipo de borde que rodea la piscina determinará el material más adecuado y el estilo del punto de anclaje a utilizar. Los fabricantes de piscinas producen herramientas para asegurar la cubierta de seguridad a superficies de madera, tierra, ladrillo, asfalto y hormigón.

Cubiertas solares

También conocidas como mantas solares, las lonas para piscinas para piscina solares son el tipo de cubierta más asequible. Una cubierta solar es una manera ecológica de mantener una piscina, ya que utiliza la energía renovable del sol y ahorra agua, de manera que puede disminuir los costes de poseer y mantener una piscina.

La cubierta se parece a una lámina grande de papel de burbujas. Las cápsulas de aire capturan el calor como si fueran un invernadero, de manera que la cubierta transfiere el calor al agua durante el día y ayuda a que el agua retenga el calor del sol durante la noche.

Estas lonas para piscinas pueden incrementar la temperatura del agua hasta casi 10 grados centígrados, lo que disminuye la necesidad de utilizar un calentador para calentar el agua al principio o al final de la temporada de piscina en los climas más fríos. Además, la cubierta puede reducir la pérdida de agua debido a la evaporación.

Aunque cubren la superficie de una piscina, las cubiertas solares no son lonas para piscinas de seguridad, y no pueden mantener fuera de la piscina los restos arrastrados por el viento. Igual que con otras cubiertas, las cubiertas solares pueden quitarse antes de que los nadadores se metan en el agua.

En los climas cálidos y soleados, una cubierta solar puede alargar la temporada de piscina. Al contrario que las otras lonas para piscinas que ajustan y se anclan en su sitio, las cubiertas solares flotan libremente en la superficie de la piscina. Los propietarios pueden quitar fácilmente la cubierta y almacenarla doblándola o enrollándola.

Accesorios de cubiertas para piscina

A la hora de instalar una cubierta al final de la temporada, los dueños de piscinas deben disponer de los materiales necesarios para prepararse para el invierno y asegurar la cubierta. Esto incluye bolsas de agua, almohadas de aire, sujeciones y bombas para las lonas para piscinas.

Los fabricantes de piscinas recomiendan que los dueños coloquen almohadas de aire bajo las lonas para piscina durante el invierno, ya que absorben la presión que se ejerce cuando el agua que queda en la piscina se congela.

Una bomba para cubierta es esencial en el caso de las lonas para piscina sólidas que no estén equipadas con un desagüe, puesto que elimina el agua que se acumula sobre la cubierta, previniendo así que se dañe debido al peso del agua. Existen modelos de bombas manuales y eléctricas.

Las bombas manuales necesitan que los dueños vigilen el nivel del agua que haya en la lona para piscina y, en caso de que sea excesiva, hay que hacer encender la bomba y apagarla cuando se elimine el agua. Por contra, una bomba automática utiliza un sensor que la activa cuando detecta que el nivel del agua es demasiado elevado.

Además, los dueños de piscinas deben disponer de las sujeciones y los pesos necesarios para asegurar la cubierta para piscina. Estos componentes garantizan que la cubierta no se hunda bajo el nivel del agua o que haga rebosar la piscina.

También es necesario disponer de los rollos y otros elementos para almacenar la cubierta. Instalar, desinstalar y almacenar la cubierta de manera correcta ayudará a que dure más.

Mira más accesorios para las piscinas que te pueden interesar.

Cosas buenas y malas

Cuando el verano llega a su fin, se acerca el momento de cubrir tu piscina de cara a los meses de invierno. Muchos de vosotros ya tenéis una cubierta de invierno con la que estáis contentos, pero puede que otros tengáis curiosidad por el resto opciones disponibles.

Hablaremos de los tres tipos principales de lonas para piscinas, y de las ventajas y las desventajas de cada uno.

Cubierta de invierno estándar

Con un rango de precios entre 75€ y 225€.

Lo bueno: esta cubierta hace un buen trabajo manteniendo alejada la luz del sol y los desechos.

Lo malo: las lonas para piscinas estándar están hechas de un material tipo “lona” sujetado con bolsas de agua. Este material sólo dura entre 1 y 3 temporadas antes de que haya que reemplazado.

Otra de las desventajas de este tipo de cubierta es el hecho de que soporta muy poco peso. En otras palabras, si un animal (como un perro) o una persona intenta caminar sobre la cubierta, acabará empapado.

Además, las lonas para piscinas estándar necesitan una bomba, lo que significa que hay que vigilar durante todo el periodo fuera de temporada para asegurarse de que no se acumule demasiada agua encima, lo que provocará que la cubierta se hunda.

Lo feo: aparte del hecho de que su durabilidad es reducida, puede hacerse difícil tener que mirar una cubierta de invierno estándar durante siete meses al año, dado que su aspecto no es lo que yo llamaría “estéticamente agradable”.

Cubierta de seguridad

Con un rango de precios entre 1.200€ y 3.000€.

Lo bueno: alrededor del 90% de los dueños de una piscina a nivel de suelo utilizan una cubierta de seguridad. Algo que no pasa con las desmontables baratas. Estas lonas para piscinas tienen una apariencia similar a la de un trampolín, con correas con resortes conectadas a la cubierta y ancladas en el hormigón para sujetarlas.

Hay dos tipos de cubiertas para piscinas de seguridad. El tipo más importante está hecho de malla, y resulta muy efectivo a la hora de proteger de las hojas y los desechos, y además es capaz de soportar una gran cantidad de peso, incluyendo nevadas copiosas.

Debido a que es una malla, no hace falta una bomba (el agua de lluvia simplemente pasa a través de ella), de manera que una vez que está colocada para la temporada baja, no suele ser necesario preocuparse de ningún mantenimiento.

Estas lonas para piscinas normalmente duran entre 10 y 15 años. El otro tipo de cubierta de seguridad consiste en un material de vinilo sólido. La principal ventaja de una cubierta de seguridad “sólida” es que no deja pasar el agua a través de ella, lo que significa que el agua debería seguir limpia cuando se quite en primavera. Las cubiertas para piscinas de seguridad sólidas suelen durar entre 6 y 10 años.

Lo malo: la principal desventaja que algunos le encuentran a las cubiertas de seguridad de malla es que permiten que el agua pase a través de ellas, lo que significa que el agua de la piscina puede llegar a estar muy sucia cuando la cubierta se quite en primavera.

Esta agua turbia suele aclararse tras 2-5 días, pero lleva algo de trabajo. Por otro lado, las lonas para piscinas sólidas, aunque dejan el agua más limpia cuando se quitan, necesitan colocar una bomba (que hay que ajustar periódicamente durante la temporada baja).

Estas bombas para lonas de piscinas, debido al desgaste que sufren durante los meses fríos, no suelen durar más de 2-4 años antes de dejar de funcionar, y sustituirlas sale por unos 225€. Además, las cubiertas para piscinas sólidas no duran tanto como las de malla.

Lo feo: en mi experiencia, no hay ninguna desventaja de las lonas para piscinas que pueda clasificar como “fea”.

Cubiertas automáticas

Con un rango de precios entre 5.000€ y 15.000€.

Lo bueno: hay cubiertas automáticas de muchas formas, y éste es el motivo de su amplio rango de precios. Sus dos mayores ventajas son el hecho de que son magníficas lonas solares y proporcionan una protección contra invitados/nadadores indeseados.

También mantienen las hojas y los restos fuera de la piscina durante la temporada de baño, reduciendo potencialmente el tiempo dedicado a limpiar mantener la piscina, ya sea de manera manual o con un limpiafondos.

Lo malo: las cubiertas automáticas están hechas de un material de vinilo que suele desgastarse tras unos cinco años.

El coste de sustituir este material es bastante elevado (entre 2.000€ y 4.000€) y, considerando su coste inicial, puede ser bastante frustrante para los propietarios de una piscina.

Otro problema con estas lonas para piscinas del que mucha gente no se da cuenta es que debido a que son tan buenas como cubiertas solares, a veces pueden calentar el agua demasiado.

Esto ocurre sobre todo durante los meses de julio y agosto, cuando la mayoría de los propietarios no quieren que el agua de sus piscinas esté caliente.

He visto casos en los que las cubiertas automáticas hicieron que el agua pasase de los 35 grados centígrados, una temperatura a la cual darse un baño no parece nada refrescante.

Lo feo: El mayor problema de las cubiertas automáticas es que son proclives a romperse. Como tienen tantos componentes (motor, cuerdas/poleas, vinilo, vías de aluminio, etc.), hay muchas partes que pueden romperse.

Hemos observado que tras unos 3 años, las cubiertas automáticas se rompen con frecuencia, lo que puede ser muy frustrante, sobre todo si la cubierta se rompe y no puede quitarse de la piscina, impidiendo que cualquiera pueda nadar.

He visto ocurrir esto muchas veces, y nunca es una experiencia agradable. El otro gran problema con las cubiertas automáticas es el hecho de que no son “verdaderas” lonas para piscinas para usar durante el invierno.

Aunque están diseñadas para soportar alrededor de 900 kilogramos, una nevada fuerte puede hacer que estas lonas para piscinas se hundan. En algunos casos, es necesario que los dueños abran sus cubiertas antes de una nevada importante para eliminar el riesgo potencial de hundimiento.

Conclusión sobre las cuviertas para piscinas

Las cubiertas para piscina son una parte fundamental a la hora de mantener una piscina. Pueden disminuir los costes de mantenimiento al evitar que el agua se ensucie.

Además, algunas cubiertas pueden mejorar la seguridad de la piscina. Las cubiertas, junto con los productos químicos, son una parte importante de la preparación de una piscina para el invierno.

Sin una cubierta, los propietarios se encontrarán con que sus piscinas se llenan de microorganismos dañinos, suciedad y desechos. Esto hará que comenzar la temporada de piscina sea caro y lleve demasiado tiempo.

Por lo tanto, una cubierta del tamaño adecuado que esté correctamente instalada protegerá la piscina a lo largo del invierno y disminuirá el esfuerzo necesario para prepararla para el verano.

Lonas para piscinas. ¿Qué cubiertas es mejor comprar?
5 (100%) 1 vote