Clorador salino para piscinas de agua salada. ¿Cuál comprar?

Actualización: diciembre, 2017

Así que quieres clorador salino para tu piscina. Genial idea. A los propietarios de las piscinas les encanta la comodidad de usar sal y una célula que genera cloro para proveer sanidad de día a día, tanto en el uso como en el mantenimiento. El agua salada se siente mejor en la piel y los ojos. Todo lo que has leído sobre las piscinas de agua salada es verdad. Los puntos más importantes son:

  • Agua salada no es una alternativa al cloro. Piensa que es este producto pero en vez de comprarlo lo haces tu mismo.
  • Con el clorador salino tienes que mantenerlo igualmente, al igual que cualquier otro sistema de limpieza para tu piscina.
  • No se trata de una copia del agua del océano. Esta tiene 10 veces más sal que en piscina.
  • Las piscinas de agua salada pueden dañarse, por si no has oído a hablar corrosión galvánica.

¿Dónde comprar clorador salino?

De todas las tiendas que hemos buscado para comprar clorador salino barato pero de calidad hemos dados con las siguientes ofertas. Te las enlazamos directamente para que puedas ver que los precios son de los más baratos y acostumbran a estar rebajadas.

comprar cloración salina barata
Ofertas

Producto: Cloradores salinos.
Precios: de 100 a 1.000€
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio encontrado.

Seas del país que seas seguramente estarás al corriente que en esta tienda hay los precios más asequibles para el usuario medio que ya tiene una piscina. Si tienes cualquier duda sólo nos los tienes que decir y te pondremos al corriente.

¿Cómo funcionan la cloración salina?

Un sistema de cloración salina para una piscina jardín usa los ingredientes base para el cloro, sodio y aplica un pequeño voltaje eléctrico a través de dos puntos en el agua (dentro de la célula generadora). Este proceso causa que las moléculas de sodio se separen de las de cloro. Con esto lo que pasa es que el cloro pueda flotar alrededor de tu piscina mirando de atarse él mismo a algo. Este es el “cloro libre” como se le llama. Al igual que el modelo tradicional con la diferencia que generas el tuyo en vez de comprarlo directamente en forma de concentrado.

Como los niveles de sal para piscinas continúan en un proceso constante, este se repetirá creando tanto cloro como necesites. Las opciones diales del generador simplemente controlan como de larga es la unidad antes de apagarse. Cada piscina usa una cantidad única de cloro y tendrás que aprender que opciones de salida son las ideales para mantener tu piscina en un rango de 1-3ppm en todo momento.

Esto es lo que la gente se refiere cuando dicen “sin mantenimiento”. Lo que como puedes ver es, obviamente no es correcto ya que el pH, la alcalinidad y los niveles de dureza del calcio están a penas al mínimo, pero hay que mantenerlos igualmente.

Vale la pena hacer ver que este tipo de cloro que es generado como clorador salino a través del sistema de agua salada, tiene un nivel muy alto de pH. Notarás también que añadiendo el sistema de agua salada a tu piscina, tendrás que trabajar este nivel de pH en un rango correcto.

¿La sal daña las piscinas?

En una palabra, sí. Cualquier otra persona que te venda la historia contraria, no entiende el proceso electro mecánico o la corrosión galvánica. Esto no significa que tengas que evitar saltar a la cloración salina, ya que es una opción ideal. Lo único que quiere decir es que te tienes que educar a ti mismo sobre lo que es este proceso. Y más importante aún, lo que un propietario de una piscina puede hacer para minimizar estos riesgos.

Para intentar mantener este tema técnico breve, añadiendo sal a las piscinas de agua salada causa unas cargas pequeñas que se transmiten entre algunos metales que están en contacto con el agua. Esto incluye las paredes de hierro en piscinas tubulares. También las que son de hormigón, aluminio, titano o cualquiera de estos materiales que se usen en dichas instalaciones. Cuando se expone la sal en estos metales, se degradará de forma avanzada a menos que hagas algo para pararlo.

Como más altos sean los niveles de sal en la piscina, mejor será la cantidad que se transferirá entre los componentes de la piscina. Si no has garantizado tu querida piscina, esto permitirá que haya una diferencia potencial más grande o un voltaje entre estos componentes metales lo que permitirá incrementar el ratio en el que se transferirá estos metales.

El proceso de transferencia actual es lo que daña dichos metales en las piscinas de agua salada. Así que tienes que asegurar que puedes proteger tu piscina de esto y también tener un poco de accesorios por cualquier problema que pueda surgir en el caso de que tengas que tratarla.

anodoCada piscina, especialmente cualquier piscina de sal, debería tener un ánodo instalado. El coste adicional de este pequeño y simple dispositivo reducirá dramáticamente el daño de tu experiencia en la piscina como resultado de la corrosión galvánica. Mientras que es posible que sufras anodización localizada y oxidación de metales en una piscina agua salada.

Especialmente en ellas que están hechas de dos metales distintas y están en contacto directo. Un ánodo es el nivel mínimo de protección que cualquier piscina salada debería tener en la cloración salina. Tiene poco sentido que no tengas uno de estos, además de que son realmente fáciles de adaptar en cualquier sistema existente.

Para ayudar a prevenir problemas localizados que puedas tener te servirá tener uno de estos cachivaches. Puedes usar los que son de zinc que se ponen directamente en las escaleras por ejemplo. De este modo está siempre en contacto con el agua y a la vez pasa desapercibido junto con el clorador salino.

A un precio relativamente bajo en estos ítems y la protección preventiva contra el daño integral de los componentes de tu piscina, no hay pregunta porque cualquier piscina de agua salada debería tener uno de estos. La pregunta auténtica es porque no estás usando uno de estos si ya estás en la cloración salina.

Se trata de una tecnología que lleva más de 30 años con nosotros y hablamos de ello como si cada técnico de piscina debería explicar por qué lo necesitamos. Y muchos no pueden. Como propietario de piscina deberías tomar iniciativa en aprender sobre este tema ya que es tu dinero el que está en el punto de mira al fin y al cabo.

Cómo instalar este nodo para piscinas de agua salada

Instalarlo es bastante fácil. Se puede instalar fácilmente en casi cualquier sistema de piscinas agua salada. La única pregunta que te tienes que plantear es el estilo que quieres para tu filtro y bomba.

Cada vez, más y más piscinas se hacen con PVC, ya sea flexible o rígido. Si esto es lo que tienes en la sala de bombas también puedes instalar uno linear. De este modo en vez de poner un agujero y poner el nodo, se trata de una zona de PVC que encaja ahí. Requiere que abras por completo y remuevas una pequeña selección para acomodar. Pero cuando compras este producto ya te lo cuentan bien en las instrucciones y demás.

Cómo instalar clorador salino

Instalar un sistema salado es un proceso muy fácil que de hecho casi cualquier propietario de piscina puede hacer por si mismo. Si puedes cortar una pieza de PVC e instalar la célula de sal conectando las dos partes, ya has podido instalar tu clorador salino. Si bien es cierto que hay un poco más que puedes aprender al respecto, cortar y pegar el sistema salado es lo más extendido en el tema de la instalación. Algunas cosas que también te interesará saber sobre la instalación de la cloración salina es lo siguiente.

Medidores de flujo

Los sistemas salados tienen un sistema que mide el agua con tal de prevenir que la célula genere cloro si no hay flujo de agua. Esto es algo muy importante por razones de seguridad. Por este motivo deberías instalar un medidor de flujo en una selección del tubo. Debería ser diez veces superior del diámetro, delante del medidor de flujo y 4 veces el diámetro siguiente. Algunos sistemas de cloración salina tienen un interruptor de flujo separados mientras que otros se integran en las propias células.

Localización

El sistema debe ser instalado último en el equipo. La bomba, el filtro, el calentador y demás con tal de que se instale correctamente. Si fueras a instalar el sistema de sal antes que el calentador, lo que harías sería ir enviando concentrados de cloro directamente en tu calentador lo que sin duda lo arruinaría.

Comprueba la válvula

Ya que el cloro puede viajar a través de tu sistema en la piscina en alguna ocasión, que compruebes las válvulas de una sola dirección es importante. Esto prevendrá el cloro de irse hacia atrás a través del sistema cada vez que la bomba se apague. Que esto pase no es lo suficientemente bueno ya que el cloro puede viajar hacia atrás en el sistema ya que lo hace en forma de círculo.

Como la válvula tendrá altos niveles de cloro, un modelo de esta que sea normal no será lo idea. Por esto mismo algunos propietarios que instalan cloración salina pagarán más por una que sea resistente a la corrosión.

Añadiendo sal

Elige un sistema de cloración salina para evitar impurezas en tu piscina. Cuanto tengas que añadir sal a tu piscina, necesitarás saber la cantidad total que tu sistema necesita para operar. Típicamente acostumbra a ser de 1500 a 4000 ppm. Pero también necesitas considerar los niveles de sal que tienes.

Como es posible que hayas usado cloro previamente, ya tendrás los niveles de sal de 100 a 1000ppm. Pero antes de añadir la cantidad recomendada de sal a tu piscina deberías probar las aguas y encontrar cuanta sal ya tienes.

Considera que si añades demasiada sal la única manera después de reducir el nivel de sodio es drenar el agua y reemplazarla. Cuando la añades, permite 24 horas antes de encender la célula generadora. Durante las primeras 24 horas limpia mezcla un poco tu piscina para ayudar a que la sal se disuelva.

Mantenimiento piscinas agua salada

clorador salinoEl mantenimiento de la cloración salina es de hecho bastante simple con la tecnología de generadores de cloro hoy en día. Gastarás más dinero y tiempo vigilando la química de tu piscina y gastar más dinero disfrutando de todos los beneficios. Nunca necesitarás comprar, transportar o añadir cloro al agua. Esto pasa así por la sal en el agua es mucho más estable por naturaleza de esta. Además necesitarás menos balance en químicos que una piscina normal.

Al comienzo de la temporada es importante asegurar de que empiezas con la cloración salina de manera correcta. Si estás empezando por primera vez hay guías interesantes que te ayudarán.

Según vayas pasando el verano habrá algún tipo de mantenimiento semanal y mensual que se pueden llevar a cabo por cualquier propietario. Es importante de siempre seguir las instrucciones del fabricante por tu sistema específico de piscina, más que nada porque los requisitos pueden variar ligeramente.

Mantenimiento semanal

Tu rutina de mantenimiento de clorador salino dependerá en el número de variables que incluyas: uso de la piscina, sistema de la piscina y los factores ambientales. A parte de esto, si la vas a limpiar regularmente y demás. Pero la acción más comuna que tendrás que se hacer es el balance de agua.

Salinidad de 2.500 a 4.500 ppm

Un generador de clorador salino operará de una manera más efectiva y eficiente cuento la concentración de sal (salinidad) esté en un rango especificado para el fabricante. Este rango designado puede variar ligeramente con diferentes modelos, por lo que es importante saber lo que tu sistema requiere.

Si tu generador no tiene un monitor de salinidad o un alimentador de químicos automático, recomendamos probarlo de forma semanal. En casos extremos puedes causar daños a las células de sal y otros dispositivos de piscina si la concentración es la recomendada para tu unidad.

También podría llevar a una agua de tu piscina de sal que no fuera saludable porqué no habría suficiente cloro procesado. Si tus niveles de sal son bajos, necesitarás añadir una cantidad apropiada de sal. Deberías ir con cuidado de nunca añadir demasiado porque la única manera de bajar la salinidad es poniendo más agua.

pH de 7.2 a 7.8 (7.5 óptimo)

Un pH apropiado es importante para permitir que el cloro funcione de forma eficiente, lo que significa remover gérmenes y bacteria creando un ambiente para nadar de forma segura. Un nivel de pH elevado puede ser reducido con un ácido o líquido similar (ácido muriático). En el caso de que lo quieras incrementar puedes hacerlo con Alkali o carbonato de calcio.

Es importante añadir el ácido o Alkali a tu sistema salado poco a poco y en pequeños incrementos mientras permites que el agua circule en periodes que pueden ir de 4 a 6 horas. Después de esperar unas cuentas horas en el clorador salino deberías volver a probarlo y añadir más producto si es necesario.

Cloro libre de 1 a 3 ppm (2 ppm óptimo)

Los niveles de cloro libre deberían comprobarse y mirar de 4 a 8 semanas o más frecuentemente si los otros niveles varían mucho. El cloro combinado y el total de cloro puede ser ignorado por propósitos de balance y exámenes.

Si tus niveles de cloro disponibles son bajos asegúrate que los niveles de salinidad son suficientes para que tu generador de cloro los puede convertir a niveles adecuados. Los bajos también puede ser causa por la acumulación de calcio en las células de sal, una que esté expirada o una circulación inadecuada en la piscina de agua salada. Es posible que sea necesario de hacer una pequeña terapia a la piscina al principio de la temporada o cuando la uses mucho.

Mantenimiento mensual

Como regla general deberías asegurarte que los siguientes niveles están comprobados al menos una vez al mes. Es bastante común que fluctúen durante tiempos en los que se usan muchos o de temperaturas extremas, así que ten esto presento durante el año. Puede que encuentres que estos niveles no fluctúan durante el año mientras que otros propietarios notarán cosas significantes.

Es siempre difícil determinar la extensión del mantenimiento general hasta que conozcas tu piscina de sal porque todas las variables. Es posible que estés interesado en el clorador salino precio para saber más o menos lo que vas a gastar mensualmente o cada año.

Alcalinidad total de 80 a 120 ppm

Un nivel adecuado de alcalinidad es importante para mantener el pH estabilizado y prevenir que fluctúe. Los niveles bajos de alcalinidad pueden causar corrosión, manchas y agua verde en el clorador salino. Mientras que por su lado los altos niveles de esta pueden causar agua nublada y fluctuación de pH. Si quieres elevar estos niveles tendrías que añadir sal carbonada poco a poco como recomienda el fabricante. Puede ser un proceso lento.

Deberías tu alcalinidad total ya sea con ácido clorhídrico o seco poniendo esto en la parte más profunda de la piscina. Este proceso se necesita hacer poco a poco y deberías esperar 3 días antes de volver a probar y ajustar si hace falta.

Estabilizador o ácido cianúrico de 50 a 80ppm

Los niveles de estabilización en el clorador salino son importantes para prevenir el cloro en tu piscina salada para que se pierda en el proceso residual del sol. Una piscina sin estabilizador podría perder hasta 90% de su cloro producido en un día soleado, haciendo que tu piscina deje de ser segura para algunos usuarios. Como más bajo sea el nivel de estabilización más rápido reaccionará el cloro a eliminar los componentes orgánicos.

Una piscina de agua salada requiere niveles más altos de ácido cianúrico que una normal. Además debería estar en un rango de 70 a 80 ppm. Si tienes una de estas piscinas desmontables que no requieren mucha luz, deberías mantener los niveles de 0 a 30 ppm.

Dureza del calcio de 300 a 450 ppm

Si los niveles de calcio bajan demasiado, el agua empezará a corroer y puede llevar a verse dañado las superficies de hormigón en contacto con el agua de la piscina. Si la dureza del calcio es baja se puede incrementar fácilmente añadiendo más de este poco a poco y probando el nivel cada pocas horas permitiendo que se mezcle bien.

Los niveles altos de calcio pueden resultar en la formación escalada o a que se atasquen los filtros y tuberías. Esto puede terminar con agua nublada e irritación para los nadadores. Bajar los niveles de calcio acostumbra a ser bastante difícil pero se puede solucionar de forma sencilla cambiando el agua o en algunos casos severos rellenando la piscina. Recomendamos contactar un profesional si tus niveles pasan de los 350ppm.

Sólidos totalmente disueltos entre 3000 y 6000 ppm

En la cloración salina para que esta se disuelva en el agua, necesitarás más sal que en una regular porque la sal se considera como sólido disuelto. Esto lo que quiere decir es que tu TDS debería ser exactamente el mismo que la salinidad de tu piscina que no tiene sólidos disueltos. Si este contador es 1.500ppm o más, es posible que necesites limpiar tus filtros más a menudo.

Piensa que un TDS que pase de esta cantidad que acabamos de comentar puede reducir la eficiencia del cloro y añadir otros químicos, resultando en agua nublada. Estos niveles están influenciados por químicos que pueden añadir componentes orgánicos a esos que utilicen tu piscina. En estas con niveles muy altos tendrás que sacar el agua y reemplazarla con fresca.

Cobre, hierro y magnesio

También es importante en tu lista de comprobación de clorador salino los metales como el cobre, hierro y magnesio para asegurarte de que no están presentes. Una buena manera de hacerlo es mirar el índex de saturación. Esta formula usa alcalinidad, dureza del calcio y en general todos los factores y formulas que hemos visto anteriormente. Así te aseguras de que tu piscina está limpia y sana dl todo.

Mantenimiento anual en sal para piscinas

Finalmente después de la comprobación tanto mensual como anual, puedes comprobar el fin y comienzo de la temporada de bañarse.

Limpiando células de sal

La mayoría de estas células deberían solo ser limpiadas una vez al año para evitar la acumulación de calcio que puede causar que baje el nivel de producción de cloro. La vida útil de estas van de 4 a 6 años con un uso medio y mantenimiento de químicos adecuados.

Las células deberían ser inspeccionadas cada 2-3 meses durante la sesión de la piscina. Si ves depósitos de calcio u otros escombros que se acumulaciones, deberías limpiarlas para asegurarte que funcionan plenamente.

Ánodo de zinc

Mucha del agua que los propietarios deciden usar como ánodo de zinc como parte de sus sistemas para asegurar salud o componentes. Uno de estos es uno de los dispositivos más importantes que puedes comprar para añadir protección contra posible corrosión en algunas superficies de las piscinas. Es una buena idea comprobarlo una vez al año para asegurarte de que no se ha degradado por completo.

Al final de la temporada se trata de un paso importante en el mantenimiento general de la cloración salina de tu piscina. Esto hará que todo vaya como la seda durante la primavera y más cuando algunas noches puede refrescar bastante.

Añadiendo sal

Es necesario cuando conviertes tu piscina de cloro normal en contadas ocasiones. Puede que necesites añadir pequeñas cantidades de sal si se salen de manera significante. La mayoría de generadores tienen un sensor construido y eso mostrará la base de salinidad basada en la conductividad del agua de la piscina.

Temperaturas de agua más baja encontradas más bien al norte de España, bajará la conectividad del generador que podría enseñar bajos niveles de cloración salina en tu piscina de agua salada. Es importante tener esto en mente antes de añadir sal para que no pongas demasiado.

Clorador salino para piscinas de agua salada. ¿Cuál comprar?
5 (100%) 1 vote